Tarta de frutas frescas y crema

10 de marzo de 2016

Tarta-de-frutas-frescas-y-crema

Esta vez os traigo una receta ideal para los amantes de la fruta (y no tan amantes... ¡porque entra genial!). Se trata de una tarta de frutas frescas y crema pastelera. Solo puedo deciros que está increíble. De hecho, en mi casa, ¡se acabó de una sentada! Es una receta que no tiene complicación, así que en poco rato la tienes lista. Cada uno la prepara de una forma diferente, sobretodo el tema de la crema pastelera.
Aquí te muestro como la he preparado yo, inspirándome en diferentes recetas de aquí y allí. Pero ya os digo que cada cual la prepara a su estilo. ¡Écha un vistazo a la preparación!

Ingredientes



Elaboración
Empezamos preparando la crema pastelera. Ponemos la leche en un cazo a fuego medio-alto, junto con el azúcar, la cáscara del limón y la ramita de canela hasta que hierva unos minutos. Dejamos reposar para que la leche coja aroma.

Ponemos la lámina de la masa quebrada sobre el molde en el que queramos preparar nuestra tarta. Pinchamos con el tenedor la base de la masa y la ponemos a hornear a 180º hasta que quede doradita.

Seguimos con la crema, mezclamos las yemas de huevo con la Maicena. Luego iremos añadiendo poco a poco la leche mientras mezclamos con unas varillas manuales (previamente habremos retirado la piel de limón y la rama de canela).

Nuevamente vertemos la mezcla en la olla y calentamos a fuego medio hasta que la crema espese. Tenemos que ir removiendo constantemente para evitar que se nos queme y le de un sabor amargo. Cuando ya haya espesado añadimos la cucharadita de aroma de vainilla y removemos un poco más. Retiramos del fuego y dejamos que se enfrie. 

Para hacer el almíbar, hidratamos las láminas de gelatina y una vez estén blanditas las ponemos en en el cazo con agua a fuego bajo. Cuando se haya quedado líquido añadimos el azúcar y removemos hasta que se haya disuelto. Reservamos.

Pelamos y cortamos la fruta que queramos usar para decorar nuestra tarta. En mi caso he utilizado kiwis, fresas y ciruela.

Cuando la crema pastelera se haya enfriado la vertemos sobre la masa repartiéndola uniformemente. Vamos poniendo la fruta de manera que quede bien mona la tarta y ya la tendremos casi finiquitada.

Pintamos la tarta con las frutas ya incorporadas con el almíbar de gelatina. Esto le dará un toque más brillante y hará que la fruta nos dure más. Ahora sí, ¡tarta de frutas y crema lista! (Acuérdate de dejarla enfriar en la nevera antes de comértela)

Recuerda que puedes seguirme en las redes sociales para no perderte ninguna sabrosa idea☺ --botones arriba, a la derecha--
Saboreando-Ideas
Si te ha gustado esta idea, compártela para que llegue a más gente. 
¡Gracias por leerme!
⬇⬇⬇

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por escribirme! Sin ti esto no funcionaría :)