Kuchen de manzana y fresas

27 de mayo de 2016

Kuchen de manzana y fresas. Sí, esta es la receta que quiero compartir. Baja dificultad, aroma envolvente y sabor exquisito, de verdad. El kuchen es un tipo de tarta de origen alemán que con el paso del tiempo su preparación se ha ido extendiendo por diferentes partes del mundo como en el centro de Europa o en Chile.
Suele un dulce relleno de frutas aunque también existen variedades saladas y, en general, cada cual da rienda suelta a la imaginación para rellenar esta tarta.
Esta idea la cogí viendo un video de Delicias Tv y me recordó muchísimo a la tarta que Blancanieves prepara para el enanito Gruñón. Tengo que confesar que después de buscar imágenes sobre la tarta de la princesa me di cuenta de que no se parecían, pero bueno supongo que es un recuerdo de mi infancia sobre la película que me vino a la mente.

Realmente es una idea con la que triunfaréis, así que animaros a prepararla, yo la regalé para el Día de la Madre y a todos les encantó. Podéis usar el molde que mejor os vaya, yo usé uno rectangular porque no encontré ninguno redondo que se ajustara a lo que buscaba. 

Ingredientes

Para la masa
●300g de harina
●100g de azúcar glas
●150g de mantequilla
●1 huevo
Para el relleno
●600g de manzana
●300g de fresas
●Zumo de un limón pequeño
●7g de canela en polvo
●50g de maicena
●100g de azúcar







Elaboración

En una olla a fuego medio echamos un chorrito de aceite de oliva suave. En ésta vertemos las manzanas peladas y troceadas. Removemos de tanto en tanto. Una vez troceadas las fresas también las introducimos en la olla. Reservamos en el fuego durante unos minutos y vamos removiendo. Agregamos el azúcar, el zumo de limón, la canela y la maicena. Mezclamos todos los ingredientes durante unos 5 minutos y dejamos reposar a fuego bien bajo sin olvidarnos de remover.

Mientras tenemos la fruta en el fuego, preparamos el relleno (yo la dejé unos 15 min). Añadimos en un bol la harina, el azúcar glas, el huevo y la mantequilla derretida. Mezclamos con movimientos envolventes con ayuda de una espátula. Sacamos la masa del bol y amasamos sobre una superficie limpia y levemente enharinada. Cuando la masa ya no se pegue a las manos la estiraremos con un rodillo.

Ponemos la masa alisada en un molde enharinado y cortamos la masa que sobresale de los bordes. Añadimos la fruta en el molde. Amasamos la masa sobrante y formamos tiras que cubrirán nuestro relleno de un extremo al otro, formando una rejilla.

Lo metemos en el horno precalentado con calor por abajo a 180º durante 40 minutos. Los 5 últimos minutos podemos poner calor por encima para que se nos dore la parte de arriba del Kuchen. Apagaremos el horno y abriremos lo abriremos un poco para dejar que se enfríe progresivamente.

El kuchen lo podemos dejar reposar a temperatura ambiente pero conviene meterlo en la nevera un rato antes de servirlo, pues se una de las formas de servirlo es moderadamente frio.

¡Espero que os animéis a probar este delicioso Kuchen pues está increíble! Besos ♡
 
Kuchen_manzanayfresas_saboreandoideas
Si quieres seguir saboreando ideas, sígueme en Facebook o Instagram y no te pierdas nada.
Saboreando Ideas 
Si te ha gustado esta receta no olvides compartirla en tus redes sociales para que más gente la pueda cocinar ¡Gracias!
⬇⬇⬇

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por escribirme! Sin ti esto no funcionaría :)